C h a n   M i   K u n g

 

Un Chi Kung Budista

 

 

 

 

Chan Mi Kung una técnica de ejercicios con un origen budista zen, el cual ha sido  nuevamente desarrollado en los últimos 30 años por el profesor de medicina deportiva china Dr. Lui Hanwen.

Thomas Stockert, terapeuta y profesor de Shiatsu y de  diversas terapias orientales, nos da una descripción detallada sobre su origen, sus efectos  y formas básicas de estos ejercicios que en China ya gozan de una gran popularidad por los maravillosos efectos al ser tratados en diversas enfermedades crónicas.  

 

La historia de cómo se formaron estos ejercicios es un misterio. En la antigua China  sólo un círculo pequeño de personas tenían conocimientos sobre los ejercicios budistas de Chi Kung.

“Chan” es la palabra china que en japonés significa “Zen”, “Mi” significa “Lo Secreto” y “Kung” se traduce como “Ejercicio” o “Enseñanza”. Al descifrar este nombre concluimos que estos ejercicios fueron extractos de antiguas escrituras de conventos chan en China.

 

Tales ejercicios budistas eran únicamente impartidos por “elegidos” estas personas elegidas, eran principalmente niños que poseían poderes curativos. El misterio de esta antigua enseñanza era muy poco conocida,  estaba en peligro de ser extinguida y caer en el olvido.

 

Los nuevos desarrollos y actual popularidad de Chan Mi Kung se le agradece al Dr. Lui Hanwen, nacido en 1921, profesor de medicina deportiva china, quien en los años 50´s se dedico intensamente al estudio de diversas técnicas de ejercicios budistas. Dr. Lui Hanwen fue el primero en descifrar estos ejercicios. Su sabiduría y conocimientos de Chan Mi Kung fueron transmitidos por su bis abuelo, su abuelo y su padre, todos ellos monjes, que también practicaban la medicina china, y también por una  tía suya monja, que era conocida como la “inmortal”.

 

Dr. Liu Hanwen comenzó de muy joven a practicar ejercicios de Chi Kung. Gracias a sus aproximados  60 años de práctica, poseía gran experiencia en la rama de curación. Formó un grupo de investigadores con prestigiados maestros de Chi Kung y finalmente desarrollaron toda una gama de ejercicios con los que experimentaron a lo largo de años. Estos son los ejercicios que hoy en día se denominan Chan Mi Kung.

 

En 1980 Dr. Lui Hanwen conoció al gran maestro de Chi Kung Dr. Li Zhinan, quien lo apoyó en la elaboración de los ejercicios y les dio el nombre de Chan Mi Kung.

 

Al comienzo de año 1984, estos ejercicios se publicaron oficialmente en China, formando parte de una nueva formación, en los que participaron Maestros expertos en Chi Kung.

Hoy en día existen algunos centros de Chan Mi Kung en diversas partes de   China. Este método fue asimismo publicado por diversos medios de comunicación.

 

Una discípula del Dr. Lui Hanwen, Doña Ma Huinwen, personalmente se dedicó intensamente a esta enseñanza ya que gracias a los ejercicios de Chan Mi Kung pudo ser auto-curada. En 1980 tuvo que dejar de trabajar por motivos de salud, padecía de reuma, su corazón no funcionaba correctamente y a menudo se sentía mareada. Sus piernas estaban muy hinchadas, la espalda le pesaba tanto que le costaba moverse. Esta situación la encamino al aprendizaje de Chi Kung.

 

En marzo de 1980 participó en clases de Chan Mi Kung. Con mucha disciplina y fuerza de voluntad después de un año de intensa práctica y enriquecimiento de sus conocimientos, logró lo que según su profesor, otros lograrían en diez años. En Mayo de 1981, comenzó a impartir ella misma clases de Chi Kung. Principalmente entrenaba con pacientes enfermos de cáncer, a quienes su médico les había dado un mes de vida.

Unas semanas después de su curso de Chi Kung los participantes narraban con entusiasmo sobre  el éxito obtenido.  


Ma Huiwen opinaba que la condición más importante para lograr tener éxito haciendo los ejercicios es “Creer y tener Fuerza de Voluntad”. Cuando uno pone toda la voluntad de su parte y se identifica con los ejercicios se consigue el éxito. Entre más se concentre uno, más siente uno la “sensación del Chi”, la cual puede sentirse de diferentes maneras.  El cuerpo puede sentirse ligero, pesado o adormecido, a veces grande, a veces pequeño e incluso dar la sensación de hormigueo. Cuando uno siente tales sensaciones, debe de dejarse llevar por ellas, asi parezcan extrañas o no, es una buena señal para darse cuanta que el “Chi” esta fluyendo en nuestro cuerpo.

 

Personas enfermas pueden sentirse tanto muy bien como un poco mal, incluso pueden sentir dolor y es normal, al activarse el “Chi” en el cuerpo se puede decir que choca con las partes enfermas. Al pasar esto, el paciente se siente mal hasta llegar al punto de pensar que no se puede tolerar. Este es un momento muy difícil para el paciente.

Ahora depende si se desea continuar con los ejercicios e intentar olvidar las malas sensaciones o por lo menos no dejarse llevar por ellas.

Este aspecto es conocido también por otros ejercicios budistas, por ejemplo el Vipassana, en donde se aguanta el dolor hasta alcanzar su máximo y esperar hasta que pase por completo.

 

Sin embargo los ejercicios de Chan Mi kung no sólo son para personas enfermas, las regularidades del cuerpo no tienen barreras. Cuado se ha curado una enfermedad y se continúa haciendo los ejercicios, la condición física mejora y la longevidad aumenta. En China, una de las metas principales en general es, estar sano y vivir lo más que se pueda.

Esto no significa –como en el caso del oeste- que la cara bebe de permanecer siempre joven, sino lo que es más, los órganos beben de estar en completa armonía y en total equilibrio.

 

 

Chan Mi Kung son ejercicios que se hacen de pie, con aproximadamente 50 formas de movimientos que paso a paso se les enseñan a los enfermos. Dependiendo del grado de la enfermedad del paciente se les asignan dos o tres ejercicios ya que no serian capaces de hacer más. A veces los pacientes sólo son capaces de entender una parte de los ejercicios, es decir, sentirlos, “sentirlos” se refiere a sentir la energía Chi.

 

Según el avance, se asignan otros ejercicios nuevos, así se les motiva a que avancen.

Los pacientes por un lado, practican los ejercicios básicos en un grupo, por otra parte su profesor de Chi Kung les asigna otros personalizados que él considere apropiados.

 

Chan Mi Kung se compone de:

 

1)     Ejercicios Básicos

 

Los ejercicios básicos se componen de 4 movimientos principales.

 

El primero es el movimiento nombrado  “la ola” o  “la oruga” (Yongdong), correspondiente a  la columna vertebral. Comienza en el cóccix y se extiende del lado del cuerpo como un movimiento de una víbora, de abajo hacia arriba.

Aquí, uno visualiza mentalmente, es decir, “camina” por la columna en donde después de un rato se siente la energía Chi. De la misma manera uno “camina” de regreso a donde se comenzó. Este ejercicio se repite dependiendo del sexo y el estado de salud de alumno, en un número concreto, correspondiente de movimientos hacia delante o hacia atrás.

El segundo ejercicio es el movimiento del “péndulo” (Baidong), el cuerpo se mueve de un lado a otro de derecha a izquierda como un péndulo. Aquí tambien se comienza por el cóccix, de la columna hacia arriba y otra vez de regreso. Este ejercicio se repite igual que el de la ola.   

El Tercer movimiento es el de “giratorio” la columna (Niudong), se gira de derecha a izquierda y de izquierda a derecha mientras que uno mentalmente “camina” subiendo y bajando por la columna.

El cuarto movimiento es el de “serpentina” (Rudong) que es una combinación  de los tres anteriores, ola, péndulo y giratorio, aquí,  vértebra por vértebra se mueve de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo, sintiendo en cada una de ellas el Chi y dejándolo que haga efecto.

 

Para principiantes, sentir el Chi puede resultar algo difícil ya que al principio se concentran más en la secuencia de los ejercicios, no obstante, después de un par de prácticas, uno puede concentrarse en la columna y en visualizarla, si uno practica de esta manera, se siente el Chi automáticamente.

 

Una condición muy importante para que los ejercicios den resultado, es la posición correcta. La proporción del peso del cuerpo es de 3 / 7 (3/10 hacia delante, 7/10 hacia atrás), los pies estan algo separados hacia los lados y el punto entre los talones formando una sóla línea.

Como el la mayoría de los ejercicios de Chi Kung, también en este es muy importante que la cara, siempre con una ligera sonrisa, este relajada.

Finalmente se abren puntos importantes en el cuerpo, tal como el “Dantien alto” o “Tercer ojo” (Huizhong), el punto “Perineo” (Michu), y el punto de la “Coronilla” (Baihu).      

 

2)     Fortaleza del Dantien

 

Los ejercicios para fortalecer el dantien comienzan y terminan en el dantien bajo, abajo del ombligo.

El dantien bajo, funciona como un almacén de energía y se activa por medio de “energía en espiral” abajo del ombligo para que la fuerza de yin y yang se atraiga mejor.

Nuevamente se hacen los ejercicios de la ola, el péndulo y  el giratorio para visualizar mejor los círculos de energía abajo del ombligo y para aumentar “la toma de conciencia” en esta  área. Estos círculos  en forma de espiral comienzan en el dantien  hacia fuera y se mueven por una “cinta” llamada “taiji” que los regresa hacia el dantien en sentido contrario. Para el movimiento giratorio se aplica un círculo acostado (Pingyuan), para el movimiento del péndulo en el área del abdomen un círculo parado (Ceyuan) y para el movimiento de la ola, abajo del ombligo, un círculo parado (Zhengyaun)

 

En cada movimiento aguanta uno en el dantien, pero en un movimiento latente, por espirales tal como se describió antes. El sentido que tienen los círculos de energía es desarrollar la concentración reunida del  Chi en el dantien. La fuerte fuerza que se desenvuelve aquí, no es apta para una mujer embarazada, sin embargo es muy necesaria para quien padece de problemas en el vientre.  

 

En los ejercicios budistas no se menciona el dantien, sino el vientre.

Sin embargo el caso de Chan Mi Kung, se han mezclado ejercicios budistas con principios daoístas. Las características de los ejercicios budistas son: Esparcimiento, apertura, ilimitación.

Así por ejemplo, uno envía Chi  a la tierra y al cielo, ahí se unen y regresa al cuerpo celular, el Chi abandona el espacio para buscar un sitio en el cuerpo donde es necesario.

Los ejercicios daoístas permanecen más en el cuerpo y se refieren más al sistema de meridianos. Este sistema es más preciso y se enfoca más a las partes del cuerpo (puntos y meridianos)

 

 

 

3)     Unión entre el Cielo y la Tierra

 

 

Con la unión entre el cielo y la tierra se refiere a la concentración de la fuerza cósmica  de Yin y Yang en el dantien. Antes de llegar a la concentración, estas dos fuerzas tienen que fluir en el cuerpo. Esto se logra por medio de la mente. Uno se imagina como la energía es enviada a la tierra partiendo del comienzo interior de las piernas hacia abajo, uno se imagina como se une con la energía de la tierra y regresa hacia el dantien, continua por la espalda (por la columna) hacia la cabeza, desde ahí se envía la energía al cielo y ahí se une con la energía del cielo y finaliza por el lado delantero del cuerpo regresando al dantien.

 

Durante toda la visualización el cuerpo queda en  constante movimiento y durante todo el ejercicio todas las articulaciones se mueven algo, desde los dedos de las manos hasta los dedos de los pies.

 

La base de Chan Mi Kung se compone de estos ejercicios básicos,  con los cuatro movimientos. Hay otros ejercicios que son para avanzados, uno aprende a no perder la energía Chi del cuerpo. Esto es importante, sobre todo si uno más adelante desea curar con su propia energía. Al curar el curandero toma contacto con la energía cósmica para transportarla al enfermo sin tener que utilizar su propia energía Chi

 

Entre estos ejercicios algunos se pueden realizar en silencio sentados, de pie o

 

 

acostados.   

 

En los ejercicios en silencio  la imaginación no está más en el cuerpo sino en el cosmos. Uno sólo debe considerar todo este proceso de los ejercicios en movimiento en su imaginación y olvidarse  de uno mismo.    

 

En otros ejercicios se enseña, como uno, de su mismo cuerpo envía energía Chi para curar a un paciente trayéndole energía en su cuerpo. Algunos pacientes necesitan una recarga de energía Chi, otros necesitan que se les quite un poco.

Ambos métodos se pueden aprender, sin embargo para poder ayudar y curar se debe de haber desarrollado un Chi muy fuerte.

 

Chan Mi Kung se puede practicar completo en sus cuatro formas básicas  o en partes. Cuando uno nota que ha practicado demasiado o suficiente debe de parar, no obstante sin antes haber reunido la energía en el dantien. En estos ejercicios es posible especialmente entrenar a partes Yin o Yang. La teoría es fácil de entender y los ejercicios son fáciles de aprender, al pasar un corto tiempo (de 4 – 5 días) uno puede sentir los efectos de la energía Chi activada.

 

Chan Mi Kung pertenece principalmente a los ejercicios terapéuticos de Chi Kung. El los últimos años instituciones tanto en China como en todo el mundo, han mostrado un alto interés en este maravilloso método.

Se han logrado grandes éxitos en pacientes con enfermedades crónicas tal como diabetes, gastritis, artritis reumática y enfermedades del corazón. En algunos casos estos ejercicios han logrado curar. Para tratar la tensión alta hay un propio ejercicio donde el Chi corresponde al riñón y al hígado.

 

Hoy en día Chan Mi  Kung es muy popular, millones de personas en todo el mundo lo practican. Cientos de instituciones han sido fundadas para formar a profesores, en China, los grupos pueden llegar a tener un cupo hasta de 1800 personas.